31 de diciembre de 2010

Por la Playa de Bañugues


El próximo 11 de enero, hará 25 años que embarrancó frente a las costas de Xixón  el  Castillo de Salas, un granelero  con 100.000 toneladas de carbón de importación. El polvillo negro que pisa el Vuelvepiedras común en la playa de Bañugues, son los restos interminables del accidente.
Toneladas de arena y carbón mezclado se han  sacado en la playa de San Lorenzo durante todos estos años.
¿Cuánto cuestan realmente estos accidentes? No me siento capacitado para contestar la pregunta que hago, ni tan siquiera sé cuándo terminará de salir el carbón molido en nuestros arenales. Lo que sé es que no hubo depuración de responsabilidades.


El Vuelvepiedras común voltea las algas arrancadas por los temporales de otoño en busca de alimento, resulta muy entretenido ver en actividad a este limícola  que es muy confiado y se acercó a pocos metros del lugar donde me he sentado.


El Vuelvepiedras no es el único que aprovecha las algas,  Ocle y otras algas son recogidas en la actualidad para la industria química, antes se utilizaban como abono por parte de los campesinos de la costa. Los cambios producidos en la explotación del Ocle no solo se traducen en el cambio de carros por maquinaria pesada en los arenales, esta  alga roja ahora es arrancada en las praderas marinas que forma entre las rocas de nuestra costa por buzos profesionales y es transportada en embarcaciones.

Un Martín pescador comparte roca con los Vuelvepiedras; Chorlitejos grandes, dos Chorlitos grises, Correlimos comunes, Garcetas, Bisbitas, Lavanderas… Todo ello visto desde la roca donde estoy sentado y sin molestar.




Me disponía a estudiar un grupo de gaviotas con el telescopio desde una zona alta, con la idea de ir aprendiendo algo sobre las diferentes especies, cuando llegó este torbellino desbocado al que su propietaria llevó directamente hacia las aves. Siempre he tenido perros y en la actualidad tengo dos perritas adoptadas; hace tiempo que pienso que para tener mascotas se debiera de superar un curso de formación; también es necesaria una regulación más clara, mayor control y sancionar conductas claramente infractoras.

29 de diciembre de 2010

Feliz y Verde 2011

video

Tiempo de zorzales

Realmente es tiempo de Aves, la franja costera lo puede demostrar a cualquiera que se asome; también es el  tiempo de los zorzales en estas latitudes.  

Ayer disfruté de una larga sesión de zorzales en una pequeña pradera colindante con la Playa de Bañugues, el lugar, se puede considerar casco urbano de una pequeña población rural.

Entre las aves que había, dos Zorzales reales , no se acercaron mucho y los fotografié desde dentro del coche.
Las fotografías que pongo son todas de ayer y las he escogido expresamente para que no sean en el suelo.

Había mayor número de Zorzales alirrojos, se acercaron más, el alirrojo frecuenta el jardín y ya hace unos días que lo he visto rondando.


El Zorzal común no podía faltar, algún ejemplar se puso cerca y aguantó el tipo.

En general suele haber algunas broncas, los Zorzales alirrojos suelen montar algunas de cuidado, no se ve gran cosa en las fotografías que siguen pero lo suficiente para hacerse una idea de las peleas.

27 de diciembre de 2010

De nuevo por la Cobertoria


La nieve de fondo hace de reflector,  los segundos que se dejó ver la  Curruca rabilarga no fueron suficientes para que yo pudiese hacer una fotografía presentable;  la subo a tamaño pequeño que aumentando empeora.









En esta ocasión he visto pocas aves, tampoco me parece que dé para muchas más de las que hay, todo está muy mermado y aun queda invierno; la vida por encima de los 1.000 metros se vuelve dura. La gente ya está bajando los caballos del Puerto.








Por las alturas un día con nubes y claros, un cielo con colores y formas muy cambiantes; la subida de la temperatura y los ratos de sol hicieron que al caminar me enterrase hasta las rodillas, aun así, agradable.
 


25 de diciembre de 2010

Pasan los días

Los días pasan y ya hace unos cuantos que no relato nada de lo que voy viendo.
Hace mucho que me declaré insumiso a estas fiestas;  la insumisión solo es a  la parte del consumo desmedido; celebro un tipo de fiestas diferentes: ganan las fuerzas de la luz a las de la noche y los días comienzan a crecer.



Amigos, familia, comidas, el esfuerzo por vernos y hablar un rato, sacar tiempo…
Se  van produciendo cambios en el paisaje que nos rodea: los frutos y bayas del otoño han ido desapareciendo y los  días se han vuelto  de nuevo fríos.
Los saucos lucen yemas y unas pocas hojas tiernas que no desprecia este Pinzón vulgar. Que me perdone lo de vulgar, pero hasta en el reino animal está la realeza.




Ya he visto varios ejemplares de Camachuelo en las cercanías, hay una importante densidad de aves que se dejan notar también en el jardín.






En un tronco de un plátano el Carbonero busca insectos entre las cortezas; árboles, arbustos, la  pradera todo se repasa en busca de alimento.



Este año he visto por primera vez los Mitos y los Luganos en el jardín. La imagen del Lúgano  es mala y no encontré la luz necesaria, me interesó por ser un poco diferente.





En  estos días de descanso alguna excursión haremos que es un momento emocionante de acontecimientos naturales.
 

17 de diciembre de 2010

Por el jardín

Termina una semana a jornada partida, larga e interminable; en algún descanso suelo pasear por el jardín viendo los cambios que se van produciendo en el día a día; algunas veces, como el miércoles pasado, lo hago con la cámara.
Veo como se pudren los troncos viejos y secos, una planta  llama mi atención hasta que me percato de los gorgoritos típicos y la figura inconfundible de un Estornino pinto en un nogal cercano.  Destaca con la luz solar su verde metalizado, veo como vibra su garganta por cada gorgorito que hace.


En la zona más natural y umbría del jardín un recipiente con agua fresca, está siendo demandado a pesar de las bajas temperaturas y del aumento de posibilidades de baño; el Mirlo no pone caras raras, ni jura en arameo, solo disfruta del agua fría.


Por el matorral anda un mosquitero, zarcero o lo que sea; con la foto lo  veo imposible de identificar. Aprovecho la ocasión para decir una vez más: mis conocimientos de Ornitología son escasos.

13 de diciembre de 2010

Las cascadas del río Buanga

El río Buanga es una torrentera con varios saltos de agua  importantes, la vistosidad se aprecia cuando el agua es abundante. Hay una pequeña zona  boscosa con castaños, robles, hayas, avellanos… frutales abandonados  y gran variedad de arbustos y flora.

Saliendo de la parte alta del pueblo donde hay franja de terreno con árboles y tierras abandonadas; comienza una castañal y lo primero que veo es el Trepador azul.
No tengo mucha suerte él, como de costumbre termino sin esa fotografía que me gustaría; lo perdí rápido de vista y fue la vez que más cerca lo tuve.

Caminamos por la hojarasca sembrada de castañas, bellotas y otros frutos de lo que parece un abundante otoño. Después de la nieve y con la  subida de las temperaturas hay una gran cantidad de agua, veo como  algunos frutos ya germinan.
En la zona más alta, a la altura del último salto del agua una Ardilla roja me distrajo de ver a: Petirrojos, Mosquiteros, Agateador común, Carboneros, Herrerillos, Mitos…La Ardilla, con colores más oscuros y los penachos de las orejas largos, como corresponde a la época en la que estamos; aprovecha un rayo de sol y hace algunas posturitas. No me puedo acercar más, paradoja: acercándome me alejo.

















Bocata y ver un poco los saltos de agua que el día es corto, la luz escasa;  la foto es de otro día.
La torrentera de Buanga termina en el río Trubia, en este tramo el río discurre paralelo a una carretera local, la  parada obligatoria; ya con poca luz recorro el tramo urbanizado y le dedico unos minutos al Mirlo acuático que está abonado a la zona, me voy viendo Azulones, Lavanderas…  habrá que volver en primavera.
 Un lugar más en el que podemos ver como la mayor parte de nuestra  Comunidad está convertida en un basurero, lugares que tienen un gran potencial natural y una alta atracción paisajística.



Abunda la información en Internet sobre la ruta.

8 de diciembre de 2010

En busca del Chorlito dorado



Entre que todo el mundo viendo las bandadas de  Chorlito dorado, Avefría y la abundancia en general de Aves me picó un poquito. En enero había hecho unas fotografías mediante Digiscoping  a un Chorlito dorado que estaba intentando sobrevivir de alguna perdigonada en la Playa de Bañugues y quería fotografiar uno que estuviese bien .
Bañugues me resulta especial    para la fotografía y la convierte en parada forzosa en el  camino hacia el Cabo Peñas.
Conseguí mejorar mis fotos del Chorlito dorado y aprender un poco más.



El comienzo no fue muy bueno, había lluvia, poca luz y tiraban voladores en un lugar cercano que tenía inquieta a toda la avifauna; fueron cambiando todas estas condiciones poco a poco y me dediqué a realizar algunas fotografías.




Solo con los Vuelvepiedras podría haber pasado toda la mañana, un buen rato los observé como se concentraban  en una pequeña roca, de cuando en cuanto una ola los arrancaba del lugar, ellos volvían; cabezones los hay en todos los lados, ganaron las olas.

Una pena, no que no haya sido capaz de plasmar bien la escena.















El Chorlitejo grande es un habitual de la playa, mezclado con el Correlimos común. 

Aparece en escena lo que creo que es, un Correlimos tridáctilo, me parce de una gran plasticidad y es muy entretenido.




 


Tres ejemplares de Chorlito gris con un Chorlito dorado al fondo.








Fui bastante tarde a comer el bocata a Peñas; si el día ya había sido bueno con lo Peñas paso a ser excelente, un espectáculo la gran cantidad de Aves que había.




Una foto de Avefría que me ha hecho gracia.



5 de diciembre de 2010

Alto de la Cobertoria


Paseo por el  Alto de la Cobertoria, el día, la luz y/o yo, no estábamos  nada propicios para la fotografía de aves.

Esta me gustó en composición con la estaca.




Sobre los 1200 metros; el viento cálido y lluvia han mejorado la situación del monte medio; en algunas zonas aun hay capas de nieve importantes.
En diferentes cantidades he visto: Buitre, Ratonero, Zorzal común y alirrojo, Camachuelo, Chova, Cuervo, Mirlo, Carboneros y poco más; demasiado jaleo de gente en las inmediaciones.

Aprovechando el paseo hice algunas fotos con modelos involuntarios que me permitían diferentes encuadres.